La verdad de los videntes por televisión

No es Posible la videncia telefónica en un plato de TV

Bajo mi punto de vista es imposible atender una consulta de tarot por teléfono mientras se está en directo en un plato de televisión.

Para poder realizar una consulta seria de tarot o videncia es necesaria una concentración que no es posible tener en un lugar lleno de focos, luces, personas y cámaras de televisión Sencillamente no es posible.,

No es posible sentir la energía de la persona a través del teléfono en esas circunstancias y de ahí la mala fama que tienen la tarotistas. Se ha explotado esto como un negocio, y si lo es puesto que vivimos de ello, pero de ahí a esas prácticas va un largo camino que algunas no hemos querido recorrer por honradez.

La videncia es algo serio y que no se puede tener como si de una máquina tragaperras se tratara en donde al echar una moneda se dice la videncia.

Se es tarotista, se atiende a la consultante y de la conexión energética con ella o él te pueden venir momentos de videncia que la transmites en forma de respuesta por medio del teléfono a la cliente.

Como entenderán en un plato televisivo esa concentración es inexistente. Con esto no quiero poner en entre dicho las virtudes de esos videntes que pueden ser muy buenos pero ellos mismos saben que esas circunstancias no es posible una conexión energética con quien llama al teléfono.

Os escribo esto porque estoy harta de escuchar que el tarot es una estafa o un timo. No, no lo es, pero si es cierto que hay quienes se han lucrado aprovechando los problemas y las necesidades de otras personas.

No quiero generalizar y es cierto que muchos de los videntes que salen y han salido en televisión son personas honradas y que desempeñan su trabajo, pero ninguno de ellos me podrá negar que no sean las mejores circunstancias para atender a alguien que busca respuestas y que no pasa por un buen momento.

Nadie que llama a un tarot es porque se encuentra bien, sino porque busca respuestas, una guía o simplemente desahogarse con la tarotista.

Personalmente tengo eso muy en cuenta a la hora de atender las consultas y no digo nunca lo que no veo o lo que el que llama quiere escuchar, pero sobre todo intento que el momento de la consulta sea solo para el llamante y mi atención y mi energía se centran solo en él o ella.

No generalicemos y metamos en el mismo saco a todos los videntes puesto que no sería justo. Es lo mismo que si porque existen abogados malos se generalizara y se dijera que todos los abogados son malas personas. En este mundo de lo esotérico y paranormal ocurre lo mismo.

Espero que no se haya molestado por hablar la verdad y ser sincera en mi opinión sobre los videntes en televisión. Además que ellos saben que lo que estoy diciendo no es nada más que la verdad.